La fuerza de Nuestro Linaje

Cuando la fuerza del linaje se manifiesta, cosas maravillosas suceden. Se hacen presentes las fuerzas invisibles de nuestros antepasados, que se manifiestan a través de nosotros.

Para nuestro bien. Para apoyarnos en nuestras vidas. El linaje es una poderosa energía que comienza cuando tomamos conscienca de que existe. Y de que está allí como un potente recurso al que podemos apelar. Es la energía de vida que nos legaron nuestros padres, y a través de ellos nuestros abuelos y a traves de ellos nuestros bis-abuelos… y todos nuestros ancestros.

Cuando desbloqueamos aquellas cuestiones que obtaculizan esta fuerza, y ordenamos nuestro sistema familiar se cumple lo que el maestro Bert Hellinger nos enseñó: «El amor siempre fluye, pero fluye mejor cuando está ordenado».

El orden en el sistema, hace posible que nos llegue toda esa energía en forma de recursos que mejoran nuestras vidas: Recursos de autocuración, conexión con la abundancia, poder personal, disolución de obstáculos… Los miembros de nuestro linaje se ponen felices al vernos felices.

Y los honramos haciendo de nuestra vida una buena vida. Con el apoyo del linaje, es más fácil decir: «Al resto, lo hago yo mismo». Apoyados por ellos, todo fluye más fácil (sin que eso signifique que no tengamos que hacer nuestra parte). Diariamente. Aprendiendo en el camino que las repeticiones son innecesarias.

Pero haciendo, porque solo así se evoluciona. Nadie lo hará por ti. Nuestros ancestros están felices al saber que brillas con tu propia luz. Porque eso es, ni más ni menos, lo que vinimos a hacer a este plano.


Lic. Cecilia SuffichFacilitadora Sistémica de Procesos de Cambio – Docente –
Creadora de la formación sistémica «Honrar mis Ancestros, Sanar Mis Linajes®» . Disponible ON line